Cuidado Anti-Edad

En L'OCCITANE, recogemos la inspiración de la naturaleza. Creciendo bajo el sol de Córcega, la flor de Immortelle mantiene su vibrante color dorado incluso mucho tiempo después de haber sido cortado. Hemos concentrado las propiedades anti-envejecimiento de este tesoro natural para ayudar a regenerar la piel madura. Nuestros productos luchan contra los signos visibles del envejecimiento de la piel que dtras su uso luce más firme y radiante.