Eco-Recarga Gel de Manos Lavanda

Otros tamaños

S/. 111.00
  • Agregar selección a mi lista de deseos
  • Comparte tu favorito


Eco-Recarga Gel de Manos Lavanda

DESCRIPCIÓN

Alta-Provenza A.O.P. con propiedades purificantes, este gel limpiador deja las manos limpias, frescas y agradablemente perfumadas. Disponible ahora en formato eco-recarga. La lavande fut l’une des premières fleurs distillées par Olivier Baussan le fondateur de l’OCCITANE. Connue en Provence sous le nom « d’or bleu », cette plante est un hommage aromatique au sud de la France et incarne l’âme parfumée de la région. L’OCCITANE utilise la lavande récoltée par les producteurs locaux de Haute-Provence.

CONSEJOS DE USO

Tras haberte lavado las manos, hidrátalas para que estén siempre nutridas y protegidas, en particular cuando el agua contiene mucha cal.

LAVANDA

La Lavanda fue una de las primeras flores destiladas por Olivier Baussan, el fundador de L'OCCITANE. Conocida en Provenza como "oro azul", esta planta es un tributo aromático al sur de Francia. Es el alma fragante de esta región, el fruto de una respetable labor. L'OCCITANE usa lavanda que es abastecida por las cooperativas de agricultores de Haute-Provence. Nuestra colección completa de productos de lavanda incluyen fragancias personales y de hogar como tambien productos de cuidado corporal y de baño. Cada producto calma los sentidos, ofreciendo un momento de relajación y bienestar. Lavanda

INGREDIENTES

Aceite esencial de lavanda de Alta Provenza DOP

Testimonios

También te podría gustar


Rutina de cuidado

  • Artículo incluido
    Eco-Recarga Gel de Manos Lavanda

    Eco-Recarga Gel de Manos Lavanda

    S/. 111.00
  • Artículo incluido
    Loción Hidratante de Manos Lavanda

    Loción Hidratante de Manos Lavanda

    S/. 110.00
  • Artículo incluido
    Crema de Manos Lavanda

    Crema de Manos Lavanda

    S/. 76.00
  • Artículo incluido
    Gel Limpiador de Manos Lavanda

    Gel Limpiador de Manos Lavanda

    S/. 30.00
0 PRODUCTOS SELECCIONADOS EN TU RUTINA 0 Agregar selección a mi lista de deseos